Síntomas

Los síntomas de ETS son diferentes. Algunas son obvias y otras casi ni se notan, y algunas ETS no muestran ningún síntoma, queriendo decir que la única manera de poder estar seguro de tu situación es haciéndote la prueba. La mayoría de las ETS tienen tratamiento o son manejables, pero no sin ayuda profesional.

Si tu pareja te ha informado que podría ser que tengas una ETS, o si notas algunos de los síntomas a continuación, debes acudir a un doctor inmediatamente.

VIH/SIDA

La mayoría de las personas con VIH no se sienten enfermos justo después de haber sido infectados. Sin embargo, algunas personas pueden notar síntomas como las de la gripe dentro de unas semanas después de la infección.

No puedes basarte en los síntomas para saber si tienes o no el VIH ya que algunas veces estos síntomas no aparecen hasta varios años después de haber sido infectado. La única manera de saber tu condición del VIH es haciéndote la prueba.

ETS

Candidiasis

Los síntomas comunes incluyen:

  • Comezón y ardor vaginal
  • Secreción o flujo vaginal

Lee más acerca de la candidiasis (en inglés)


Clamidia

Se calcula que un 50 a un 70 por ciento de las mujeres y un 30 por ciento de los hombres con clamidia no muestran síntomas. Si tienes síntomas, podrían incluir:

Mujeres

  • Sangrado entre periodos
  • Secreción vaginal anormal
  • Comezón o hinchazón en el área vaginal
  • Frecuencia o dolor al orinar
  • Dolor abdominal o de estomago
  • Fiebre leve

Hombres

  • Secreción o goteo del pene
  • Frecuencia o dolor al orinar
  • Comezón y/o sensación de ardor en el área de abertura del pene
  • Dolor o hinchazón de los testículos

Lee más acerca de la clamidia (en inglés) | Descarga la Hoja de Información de la clamidia | Folleto de la clamidia


Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI)

La Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI) es causada frecuentemente por una infección de gonorrea y/o clamidia y causa frecuentemente uno o más de los siguientes síntomas:

  • Un dolor sordo en el estomago, abdomen y área pélvica
  • Aumento de secreción o de mal olor en la vagina
  • Periodos irregulares o sangrado entre periodos
  • Dolor o sangrado durante el sexo
  • Dolor al orinar
  • Dolor de espalda

Es extremadamente importante actuar con rapidez si muestras cualquiera de estos síntomas ya que la EPI puede causar dolor pélvico crónico y dañar las trompas de Falopio y otros órganos internos en la mujer.

Lee más acerca de la EPI (en inglés) | Descarga la hoja de información de la EPI | Folleto de la EPI


Gonorrea

La mayoría de las mujeres y muchos de los hombres con gonorrea no muestran síntomas. Pero si tienes síntomas podrían incluir los siguientes:

Mujeres

  • Secreción (goteo o pus) por la vagina o el ano
  • Sangrado entre periodos
  • Ardor o dolor al orinar
  • Dolor en la parte inferior de la espalda y estomago
  • Comezón y dolor anal/rectal
  • Dolor de garganta

Hombres

  • Secreción (goteo o pus) por el pene o el an
  • Ardor o dolor al orinar
  • Frecuencia al orinar
  • Comezón y dolor anal/rectal
  • Dolor de garganta

Lee más acerca de la gonorrea (en inglés) | Descarga la hoja de información de la gonorrea | Folleto de la gonorrea


Hepatitis vírica

Muchas personas con hepatitis vírica no muestran síntomas al ser infectadas (especialmente los niños pequeños). Las personas con Hepatitis A podrían sentirse muy enfermas repentinamente, experimentando ictericia, fatiga, nausea, vómito, dolor abdominal, orina turbia, deposición suelta y fiebre.

La Hepatitis B, Hepatitis D, y Hepatitis E pueden causar síntomas similares a los de la gripe, orina turbia, deposición suelta, ictericia, fatiga y fiebre.

Muchas personas que han sido infectadas con el virus de la Hepatitis C no muestran síntomas. Pero en caso de mostrar síntomas son generalmente similares a los de una gripe leve, orina turbia, deposición suelta, ictericia, fatiga y fiebre.


Herpes

Los primeros síntomas del herpes genital con frecuencia aparecen dentro de dos semanas, pero esto puede variar bastante.

Los síntomas podrían incluir:

  • Ulceras, protuberancias, ampollas, o sarpullido en el área genital
  • Dolor o comezón en el área genital, glúteos o piernas
  • Comezón o ardor al orinar
  • Inflamación de ganglios linfáticos en la ingle
  • Fiebre, dolor de cabeza o fatiga

El primer "brote” del herpes dura por lo general de 2 a 4 semanas, pero podría variar. Algunas personas cuentan con síntomas muy dolorosos durante su primer brote. Otros no sienten síntoma alguna.

Muchas personas vuelven a tener otros brotes de vez en cuando. Los síntomas de estos brotes generalmente son más leves que el primero, y tienden a presentarse en el mismo lugar. Es difícil predecir cuándo habrá otro brote. Sin embargo, puede que estén relacionados con el estrés, dieta alimenticia, enfermedades, la menstruación y por quemaduras de sol.

Lee más acerca de la herpes (en inglés) | Descarga la hoja de información del Herpes | Folleto del Herpes


MPC (Cervicitis mucopurulenta)

Las mujeres generalmente no muestran síntomas y sobre todo en las primeras etapas. Las mujeres podrían experimentar dolor al orinar y/o secreción vaginal fuera de lo común.


NGU (Uretritis no gonocócica)

Los hombres pueden tener una secreción en el pene, ardor al orinar, o sensación de ardor o comezón en la parte abierta del pene. Estos síntomas son comunes durante las mañanas. Algunos hombres no muestran síntomas o sus síntomas son leves y pasan pasan desapercibidos.

Lee más acerca de NGU (en inglés)


Piojo púbico

Puede que algunas personas no tengan síntomas visibles del piojo púbico. Los síntomas que se pueden dar incluyen:

  • Comezón intensa
  • Manchas azuladas o grisáceas e insectos o liendres (huevos) en el área púbica
  • Manchas de sangre del tamaño de la cabeza de un alfiler en la ropa interior

Lee más acerca del piojo púbico (en inglés)


Sarna

Los primeros síntomas incluyen pequeñas protuberancias rojas abultadas o ampollas en la piel y una comezón severa, generalmente son identificados como túneles. Las áreas afectadas incluyen la membrana entre los dedos, las muñecas y codos, axilas, cintura, muslos el área genital externa en hombres; pezones, abdomen y la parte baja de los glúteos en la mujer.

Lee más acerca de la sarna (en inglés)


Sífilis

La sífilis comienza en forma de úlcera conocida como chancro y es donde el microbio ha entrado al cuerpo. Esta ulcera generalmente brota cerca de los órganos sexuales pero también puede brotar cerca de la boca o del ano. Esta úlcera no duele y desaparece después de unas semanas cuando no es tratada. Pero aún así, continuas con la enfermedad.

Más adelante pueden surgir otros síntomas como:

  • Sarpullido en las palmas de las manos y/o en las plantas de los pies
  • Perdida del cabello
  • Dolores de cabeza, fiebre y dolor de garganta
  • Dolor de huesos
  • Hinchazón en las articulaciones

Lee más acerca de la sífilis (en inglés) | Descarga la hoja de información de la sífilis | Folleto de la sífilis


Tricomoniasis

Muchas mujeres que contraen tricomoniasis muestran síntomas y estos pueden incluir:

  • Secreción de olor verdosa y amarillenta
  • Comezón y dolor en la vagina
  • Sangrado vaginal anormal
  • Dolor al orinar
  • Fétido olor de pescado

La mayoría de los hombres no presenta síntomas. Pocos tienen una leve comezón en la parte interior del pene, dolor al orinar y/o flujo de color transparente.

Lee más acerca de la tricomoniasis (en inglés)


Vaginitis

Los síntomas de la vaginitis pueden variar o simplemente no existir. Los síntomas pueden ser:

  • Flujo vaginal oloroso de color grisáceo o amarillento
  • Comezón leve o sensación de ardor

No todas las formas de vaginitis son transmitidas sexualmente. Pero es importante hacerte una prueba para que puedas recibir el tratamiento adecuado.

Lee más acerca de la vaginitis (en inglés)


Vaginosis bacteriana

Esta no es una ETS, pero debe ser tratada ya que causa una secreción vaginal de mal olor similar al del "pescado” y puede acentuarse después de tener relaciones sexuales. Algunas mujeres podrían tener una secreción grisácea o blanquecina. Muchas mujeres no presentan síntomas.

Lee más acerca de la vaginosis bacteriana (en inglés)


Virus de papiloma humano (VPH)

La infección de virus del papiloma humano (o VPH) es la enfermedad de transmisión sexual (o ETS) más común en EE. UU. La mayoría de las personas sexualmente activas tienen el VPH en algún momento de su vida. Hay muchos tipos distintos de VPH.

El VPH no causa problemas de salud a la mayoría de las personas. Sin embargo, ciertos tipos de VPH pueden causar cánceres cervicales, anales, vaginales, vulvares y de garganta en las mujeres. El VPH también puede causar cánceres de garganta, de ano y de pene en los hombres.

Otros tipos de VPH pueden causar verrugas genitales – bultos alrededor de la vagina, el pene o el ano. Las vacunas contra el VPH pueden proteger a las mujeres y a los hombres contra algunos tipos más comunes del virus que pueden ocasionar verrugas genitales o cáncer.

Lee más acerca de la VPH (en inglés) | Descarga la hoja de información de la VPH | Folleto de la VPH


Última actualización 11-06-2018